Cuando una pequeña empresa ha alcanzado cierta reputación en su nicho, es momento de que tenga su propia página web. Muchos emprendedores creen que esta es de utilidad solo si se pretende vender por Internet, pero lo cierto es que todo proyecto que se quiera mantener permanentemente en el mercado necesita de su página corporativa.

A continuación, aprenderás las claves que necesitas para crearla, cuáles son los pasos a seguir y cuál es su importancia. En definitiva, si quieres ser referencia en tu sector, necesitas de una web que atraiga a nuevos clientes.

Qué es una página web corporativa

Es la web principal que una empresa ofrece para dar a conocer sus productos o servicios. Los sitios webs corporativos son el referente principal de información para prospectos y clientes, de manera que representan los valores, objetivos e intenciones de una marca.

No debes confundirla en ningún momento con un blog o con un ecommerce, aunque ambos no son excluyentes de formar parte de una página corporativa. Asimismo, toda plataforma de este tipo debe responder a una intención y a criterios que faciliten a los usuarios a encontrarla y a navegar por ella. Somos especialistas en posicionamiento orgánico en Valladolid pídenos ayuda.

7 pasos para crear una web corporativa

Son muchas las cosas que debes considerar en el momento de crear una página web corporativa. En teoría, estas dependen del tipo de servicio que ofrece tu empresa y de los objetivos que esperas alcanzar. Pese a ello, los pasos en común en todos los contextos son los siguientes:

  1. Elegir el dominio perfecto: un dominio no es otra cosa que la identidad de tu página. El dominio debe estar relacionado con los servicios que ofrece tu empresa, si es posible el nombre comercial de esta. En caso de que no esté disponible, puedes elegir palabras claves relacionadas o una combinación de ambas. Sea como sea, debe ser fácil de recordar, establecer una relación con la marca y disponer de la extensión adecuada (.com, .net, .es).
  2. Planificar las secciones corporativas: entre las cuales debe estar la Home Page, Quiénes Somos, Servicios/Productos y una sección de Contacto. En función del tipo de empresa, puede tener también FAQ (para preguntas frecuentes), Aviso Legal, Blog, Equipo Directivo y demás.
  3. Hacer frente al diseño: cuando un internauta visite la página, debe poder identificar en segundos a qué se dedica la empresa. Pero no solo esto, también debe ser funcional, responsive, amena y navegable. El diseño es la principal faceta de la marca, de manera que un cliente potencial puede abandonar la página si este no resulta del todo agradable.
  4. Generar contenido de calidad: indistintamente exista un blog o no, el contenido que se distribuye en la web corporativa debe ser de calidad. Tiene que estar optimizado para los motores de búsqueda, ser claro y conciso, sin errores ortográficos, amigable con una lectura fluida y con información interesante. También debe estar acompañado con imágenes que soporten o complementen el plano escrito.
  5. Implementar un mecanismo de captación de leads: a través de formularios de datos, los cuales son el intermediario en el momento de acceder a una promoción, descargar un contenido o suscribirse al boletín informativo. Este mecanismo te permitirá desarrollar una campaña de email marketing, segmentando tus clientes y prospectos para que se interesen por tu empresa.
  6. Incluir los testimonios de los clientes: de manera que los prospectos tengan acceso a un soporte que les suministre credibilidad y confianza sobre los productos y servicios. Opta por el canal más indicado de acuerdo a tus intenciones, incluyendo una síntesis escrita de su experiencia o añadiendo solo las empresas con las cuales has trabajado. Recuerda no llevar al extremo el positivismo, ya que puede dar lugar a las sospechas.
  7. Enlazar a las redes sociales: de manera que los clientes y los prospectos tengan acceso directo y rápido al contenido que compartes en Facebook, Instagram, YouTube, Twitter y demás. En caso de que tu presencia en estas plataformas no sea tan activa, implementa un cronograma se social media para atraer seguidores por esas vías.

Este esquema general te será de ayuda si no sabes por dónde empezar a crear tu web corporativa. La palabra clave que debes tener en todo momento, en el diseño, en la planificación de secciones, en la creación de contenido y todo lo demás, es funcionalidad. Piensa que eres un interesado en los servicios de tu empresa, y sobre la base de esto construye la ventana hacia esta que te gustaría observar.

¿Por qué debes tener una página web corporativa?

A diferencia de las tiendas físicas de tu empresa, una página web está «abierta» las 24 horas del día, los 7 días a la semana, los 365 días del año. Es accesible para los compradores locales, para los clientes nacionales y para los prospectos internacionales que se acerquen a ella.

Hoy en día, es imposible pensar en una empresa, sin importar el modelo de negocio que implemente, que no tenga presencia en Internet. Las páginas web son el canal principal, sobre todo si ofreces un producto o servicio en específico. En síntesis, algunas de las ventajas de crear una son:

  • Ofrecer un servicio de atención al cliente de manera continua.
  • Informar a los clientes de la marca sobre nuevos productos o servicios.
  • Atraer a nuevos clientes a través de estrategias de marketing (de contenido, a través de email, utilizando social media y demás).
  • Romper el anonimato ante los consumidores que valoran la presencia en Internet.
  • Adaptarse de manera completa a las nuevas formas de hacer negocios y entablar comunicaciones con las personas.

Para obtener cada una de estas ventajas, siempre es recomendable disponer de la asesoría de una agencia especialista en el área. Esta no solo podrá orientarte sobre los lineamientos específicos que debes seguir, sino también los podrán hacer por ti al encargarse personalmente de la creación de la plataforma. ¿Sabes dónde comprar enlaces? Lee este artículo.

Recuerda que al final estás haciendo una inversión que, gestionada de manera inteligente, conseguirás amortizar a corto o medio plazo. Si cuentas con la asesoría de profesionales, podrás esquivar las incertidumbres y el desconocimiento de afrontar proyectos de este tipo.

Somos una agencia web en Valladolid con años de experiencia en todo tipo de desarrollos y diseños. Ponte en contacto con nosotros si necesitas un resultado profesional y no dispones de tiempo.