Hay muchas cosas que debemos tener en cuenta cuando pensamos en pagar por un nuevo Facebook Ads. Y es que es verdad, ya Facebook está haciendo la parte de la difusión por nosotros, y este anuncio llegará a muchas personas, pero… ¿y si nadie hace clic?

Después de todo, lo que nos interesa es que quienes vean el anuncio se conviertan en nuestros clientes, ¿cierto? Como expertos en marketing es mucho lo que podemos hacer para aprovechar más el anuncio y crear una imagen espectacular que genere los clics deseados.

Aprende con nosotros a crear una imagen poderosa, llamativa y eficiente que maximice el potencial de los anuncios en Facebook.

¿Qué es marketing visual y por qué lo necesito en mis imágenes de Facebook Ads?  

El concepto de marketing visual es simplemente el arte de transmitir una idea usando técnicas de marketing en imágenes. Estas pueden ser infografías, gráficos, fotos, logos o cualquier otro elemento iconográfico que se asocie con el objetivo trazado en nuestro plan de marketing.

La estrategia que seguiremos será comprar enlaces de calidad, generar propuestas atractivas y aplicar marketing visual para mejorar la difusión y las ventas.

El secreto del marketing visual que aplicamos en las imágenes de Facebook Ads es evitar a toda costa que la imagen parezca un anuncio publicitario, aunque lo sea. A las personas ya no les atrae ver las palabras oferta o remate, sino una fotografía de alta calidad que tenga exactamente lo que ellos desean conseguir.

Te estarás preguntando cómo sabemos lo que quieren, pero ese no es nuestro trabajo. Las cookies se encargarán de ofrecerle a los clientes lo que ellos buscan. Nosotros solo debemos mostrar la mejor imagen de nuestro producto para que cuando el potencial cliente la mire necesite hacer clic para obtenerla.

Por medio del marketing visual podemos estudiar tanto el objetivo como la posible reacción de la audiencia para generar las respuestas deseadas.

La historia de cómo Bakker Hillegom alzó sus interacciones en un 105%  

En un caso de estudio, hace unos años una empresa holandesa de comercio electrónico llamada Bakker Hillegom BV empezó a promocionar sus servicios usando banners sencillos. Mostraba sus mejores ofertas y aprovechaba las bondades de las cookies. Como respuesta, recibió un aumento del 105% en la participación de los clientes en su página.

Lo impresionante es que el nicho del mercado no se consideraba demasiado grande. Bakker Hillegom vende productos de jardinería, por lo que su enfoque es muy específico. Además, la empresa se encontraba en Holanda, que cuenta con mucha competencia en este rango.

Después de hacer todo lo que se hace en estos casos (una buena página, una app web, estudiar el posicionamiento orgánico y todas las comodidades para sus clientes), Bakker Hillegom no estaba obteniendo los resultados esperados. Así, hasta que alguien tuvo la idea de crear banners con sus mejores productos en oferta y la opción para compartirlos con sus contactos.

Las órdenes de compra por correo se dispararon y los clientes supieron aprovechar las mejores ofertas, tanto como se enamoraron de los demás productos disponibles. La conjunción de técnicas de marketing visual con el objetivo del banner hizo que la publicación llamara mucho más la atención y generó una respuesta inmediata. Esto es justo lo que buscamos al poner anuncios en Facebook Ads.

¿Cuándo poner anuncios con imagen?  

Como expertos en servicio de auditoría SEO y marketing audiovisual, sabemos que no siempre es la mejor idea poner anuncios con imágenes. La idea de una imagen en el marketing es muy puntual: Expresar una idea completa en una sola impresión.

Lo que buscamos es que una persona que esté mirando en su Facebook vea nuestra imagen al pasar y no pueda evitar volver a hacer clic para saber qué le estamos ofreciendo. Ese es el objetivo principal de los anuncios con imagen, así que dependiendo del objetivo que quieras conseguir, será o no apropiado utilizar una imagen.

Te dejamos algunos de los ejemplos más comunes en los es mejor hacer uso de este recurso:

  • Si necesitas crear un anuncio rápido, necesitas algo que se pueda visualizar rápidamente y obtener la misma respuesta.
  • Si quieres dar a conocer fácilmente tu sitio web, las fotos ofrecen un rendimiento publicitario mayor. Para dar a conocer tu empresa, lo mejor será que elijas las imágenes correctas.
  • Si tienes productos que quieres promocionar, los Facebook Ads te permitirán crear enlaces de compra rápida. Las imágenes para este tipo de anuncios son muy sencillas pero obtienen una respuesta positiva que le indica al cliente que es lo que necesita.

La sencillez es más eficiente y llamativa en Facebook Ads  

Lo más normal en la actualidad es que como negocios queramos poner toda la información que creemos que el usuario necesita. No obstante, esto solo hace que la imagen sea menos y menos llamativa.

El texto debe ser muy concreto y la imagen debe ser lo suficientemente específica para darle el mensaje adecuado a la audiencia. Cuantos menos elementos conjugues en una sola imagen será mejor.

En lugar de añadir más elementos visuales, lo que debes hacer es transmitir emociones, sentimientos y afectos, de manera que la audiencia conecte con ellos. Tu público se sentirá atraído por los beneficios de tu producto y no necesariamente hacia el precio u otros elementos similares que suelen destacarse en las ofertas.

Otros consejos para crear las mejores imágenes para Facebook Ads  

Como expertos en marketing visual y posicionamiento orgánico, queremos recomendarte algunas acciones para que tus imágenes en Facebook Ads sean totalmente perfectas:

  • No pierdas de vista la línea de colores y fuentes que usas en la web para que cuando el usuario haga clic no sienta que va a un sitio desconocido o ajeno.
  • Siempre pon el logo de tu empresa lo suficientemente visible para que el anuncio no se aleje de tu imagen como compañía.
  • Usa imágenes llamativas de alta calidad. Evita usar imágenes de baja resolución, recortadas o editadas e intenta usar la mejor calidad posible.
  • Evita poner demasiado texto, solo usa lo esencial. Trata de que la imagen no tenga más que una frase. Igualmente, intenta que la descripción también sea corta pero lo suficientemente atrayente para que el usuario quiera ver más.