Al igual que encontrar la ubicación perfecta para construir una casa o un nuevo negocio, la base sobre la que construyes tu sitio web es igualmente importante.

Sin embargo, debido a la gran cantidad de opciones disponibles, elegir el plan de alojamiento web adecuado a menudo resulta más desafiante de lo que parece inicialmente.

Es por esto que hoy nos echamos un vistazo más de cerca a uno de los tipos de hosting más populares en la actualidad: el alojamiento compartido.

Te hablaremos acerca de sus ventajas, desventajas y para quién está recomendado este hosting.

¿Qué es y para qué sirve un hosting compartido?

Para tener un sitio web activo y funcional, es necesario que esté alojado en un servidor (puede ser físico o en la nube), y después debe contarse con un nombre de dominio para que los usuarios puedan acceder a tu sitio.

Es por esto que las empresas proveedoras de servicios de hosting ofrecen los servicios y las tecnologías que necesarios para poder alojar tu sitio y que funcione y esté activo en la web.

Cualquier ordenador se conecta al servidor y las páginas web son enviadas a través del navegador para su visualización.

Cuando hablamos de hosting compartido, nos referimos a un servidor web que está particionado en múltiples cuentas, en las que los clientes pueden administrar sus correos electrónicos, sitios y bases de datos por separado, pero compartiendo los mismos recursos del servidor, así como también los costes involucrados.

Esta opción es la más rentable para alojar un sitio web, sobre todo cuando estamos comenzando, ya que no sólo es más asequible, sino que también te proporciona lo necesario para arrancar.

¿Qué funciones incluye un hosting compartido?

Un plan compartido ofrece todas las herramientas necesarias para construir, administrar y hacer crecer tu sitio web.

Independientemente de lo que construyas con un creador de sitios, o si elijes instalar WordPress, Joomla u otro sistema de administración de contenido, en un plan de alojamiento compartido puedes hacer todo eso y más.

Aquí también puedes añadir bases de datos, administrar direcciones de correo electrónico, programar envíos de mensajes y respuestas automáticas, así como más dominios a tu cuenta.

Algunas empresas permiten añadir solo un par de dominios, otras te darán la opción de activar tantos como desees o necesites. Los planes compartidos pueden variar de una empresa a otra, tanto en características como en precios.

Pero, ¿cómo saber entonces cuál te conviene más? Un buen hosting debe tener las siguientes características:

  • Herramientas para construir tu sitio web (creador de sitios e instalación de scripts).
  • Soporte técnico 24/7 para ayudarte con cualquier problema.
  • Planes que permitan alojar más de un sitio web en una cuenta.
  • Altos tiempos de respuesta y rapidez.
  • Un Uptime de 99,9% garantizado, es decir, que tu página esté activa la mayor parte del tiempo.
  • Sistemas de seguridad avanzados que garanticen encriptación y antihackeos.
  • Respaldos automáticos al menos una vez al día.
  • Amplia capacidad de almacenamiento de acuerdo con el plan.
  • Debe costar menos de 20 euros por mes, cuota que se paga por adelantado a razón del año completo.
  • Período de prueba, con devolución garantizada del importe pagado para probar el servicio.
  • Múltiples cuentas de correos electrónicos.

Ventajas y desventajas

Ahora hablemos de los pros y contras de este servicio. Empecemos con las cosas buenas que tiene este tipo de hosting para ofrecerte, y por qué es una opción tan popular.

Ventajas:

Económico

La primera y más llamativa característica del alojamiento compartido es su bajo precio. Que pueda contratarse este servicio a un precio muy asequible, es su mayor ventaja.

Ya que con una mínima inversión puedes obtener un sitio totalmente funcional y profesional.

Incluso, puedes crear tiendas online si así lo deseas. Por supuesto, para esta opción debes tener en cuenta la capacidad de almacenamiento y medir si va a ser una tienda con mucho tráfico de usuarios.

Pero en el caso de tiendas pequeñas, con un número de productos moderados, este tipo de alojamiento es perfecto.

Eficiente

Te proporciona todos los recursos necesarios para administrar tu negocio online.

Si se cumplen tus requisitos iniciales de ancho de banda y espacio de almacenamiento, tu sitio web tendrá los recursos para funcionar sin problemas y a alta velocidad.

Este último punto dependerá en gran medida del proveedor o empresa que elijas, porque no todos son tan rápidos como cabría esperar.

Conveniente

Cuando necesitas más recursos, siempre puedes actualizar tu plan a uno más alto, lo que lo hace muy conveniente.

Puedes administrar recursos, aplicaciones, scripts, instalaciones y más a través de un panel de control que proporciona tu servidor.

Allí tienes todo lo que se muestra visualmente, por lo que es muy fácil asimilar lo que estás haciendo. CMS como WordPress es posible hoy día instalarlos con tan solo un solo clic.

Además, el proveedor se encarga de la administración y el mantenimiento del servidor, por lo que no tienes que preocuparse por nada más que ejecutar tu sitio web.

Proporciona múltiples correos electrónicos y bases de datos

A pesar de que el hosting compartido es la opción más barata que existe, obtienes una gran cantidad de cuentas de correo electrónico, así como de bases de datos.

Algunas empresas ofrecen 500 cuentas de correo electrónico e incluso un número ilimitado en los planes superiores. También puedes tener varias bases de datos, tal vez un par de cientos con algunos proveedores.

Desventajas:

Ahora hablemos de los aspectos negativos de este tipo de alojamiento.

Desempeño

Como hay muchos usuarios en un solo servidor que comparten los mismos recursos, el rendimiento puede ser un poco inestable en ocasiones.

De hecho, si un sitio web de repente consume 90% de los recursos del servidor, el resto de sitios web se quedan con el 10% restante.

Por supuesto, en el caso de proveedores de alojamiento confiables existen medidas que evitan que esto suceda. Pero la forma en que se distribuyen los recursos en el alojamiento compartido a menudo está desequilibrada.

Entonces, si alguien tiene un aumento repentino en el tráfico, afectará al resto de los sitios web en el servidor y tal vez incluso ralentizará un poco sus tiempos de carga.

Seguridad

Si dejas la puerta de tu departamento abierta, es posible que alguien entre y acceda a todas las demás habitaciones del edificio. Lo mismo puede suceder con el alojamiento compartido.

Con tantos sitios web agrupados en un servidor, solo un webmaster tiene que tocar un elemento sensible, y podría filtrar información sensible del servidor.

También podrían llevar a cabo otras actividades maliciosas que pueden terminar poniendo la IP del servidor en la lista negra, lo que le sería un “fuerte golpe” a la clasificación de tu motor de búsqueda.

Aunque esto suena mal, estos problemas pueden resolverse fácilmente encontrando una empresa de alojamiento confiable. Y es que una empresa que se preocupa por sus usuarios y su reputación, no dejará que se desarrollen estos escenarios. Por cierto ¿sabes dónde comprar enlaces?

Todos los desarrollos de paginas web en Valladolid le alojamos con recursos más que suficientes para cualquier tipo de proyecto, así que no tendrás que preocuparte por los expuesto en este artículo. Además somos agencia seo Valladolid y podemos encargarnos de posicionar tu negocio localmente.